Como Colombia podría exportar en el 2021 alrededor de $220 millones anuales en servicios de salud con investigación clínica


Colombia: El Mejor Destino Para el Desarrollo de la Innovación Médica e Investigación Clinica - Created with Haiku Deck, presentation software that inspires;

Los estudios (también llamados "ensayos" o "trials", en inglés) de investigación clínica en humanos son un importante aspecto para el desarrollo de la innovación en la industria médica (farmacéuticos, biotecnología, dispositivos médicos). Estos generan empleo bien remunerado y contribuyen significativamente a la economía de un país. También generan nuevos conocimientos, innovación, y ayudan a traducir ese conocimiento en mejores maneras para tratar enfermedades para mejorar la salud pública de la población. Adicionalmente, le proporcionan a los pacientes acceso temprano y gratuito a medicamentos, dispositivos médicos y otras tecnologías médicas de vanguardia. Es claro que una iniciativa que atraiga la inversión en estudios clínicos a un país como parte del proceso del desarrollo global de innovaciones médicas, contribuirá al mejoramiento de la salud, el aumento de la riqueza de la nación y a un crecimiento económico duradero.

Según la firma consultora Cutting Edge Information, el gasto promedio en EE.UU. por paciente por estudio de investigación clínica fue USD $36 500 en el 2013. Aún teniendo en cuenta que en Colombia los costos por servicios de salud son más bajos que en EE.UU. —aproximadamente 10%-35% menos, según cifras de PROCOLOMBIA—, el atraer empresas extranjeras que desarrollan innovaciones médicas a que conduzcan investigación clínica en las instituciones de salud del país, representa una gran oportunidad: intercambio de conocimiento entre científicos extranjeros y nacionales, difusión de ciencia, tecnología e innovación (ST&I) avanzada en la población, generación de publicaciones científicas originadas en Colombia, y exportación de servicios de sofisticados y de valor agregado que generarán ingresos adicionales a las instituciones de salud, y un gran impacto social para el país. Según Mordon Intelligence, el tamaño global de la industria de investigación clínica es actualmente de USD $14.2 mil millones y llegará a aproximadamente USD $22 mil millones al 2021; esto representa un crecimiento acumulado de 7.5%. Research and Markets pronostica que para el 2020, el 66.8% de los estudios clínicos se conducirán en países desarrollados —en contraste con 76% actualmente— y que 25.2% de los estudios clínicos se conducirán en países emergentes —en contraste con 15.7% actualmente.

Colombia tiene 110 I.P.S. con centros de investigación clínica certificados ante el INVIMA en Buenas Prácticas Clínicas (BPC) y desde 1993 existe una normatividad clara para garantizar la ética y la calidad en los estudios de investigación clínica. 

Colombia tiene 2.5 centros de investigación por cada 1 millón de habitantes. Según un artículo titulado Latin America vs. Other Emerging and Non-Emerging Markets in Clinical Research: Regulations, Investigators and Ethics Committees (Ana Maria Valderrama, M.D., y Eduardo F. Motti, M.D., agosto 2011), países como Alemania, Reino Unido, Francia, tienen índices alrededor de 50, mientras que EE.UU. de 120, en contraste con los índices de Argentina (19), Brasil (4), México (6.2). Esto es un buen indicador del gran potencial que tiene Colombia para crear más centros de investigación clínica. Si medimos la densidad de pacientes que participan en estudios clínicos por cada 1 millón de habitantes, el índice en Latinoamérica (17) es también bajo en comparación con países desarrollados (70) —según un estudio titulado Expected Growth of Industry-Sponsored Clinical Trials in the Middle East Benchmarked on other Global Regions (Vladimir Misik, Ph.D., Quintiles, 2012). El libro titulado Global Clinical Trials: Effective Implementation and Management (Richard Chin, Menghis Bairu, 2011), reporta que Colombia tiene una muy baja densidad de 3 pacientes por 1 millón de habitantes —Perú y Brasil (4), México (6), Chile (11), Argentina (19). Esto es un buen indicador del gran potencial que tiene Colombia para incluir participantes en las investigaciones clínicas.

En línea con la estrategia del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de diversificar la oferta exportable del país en bienes y mercados, para que la economía dependa menos de los hidrocarburos y de los bienes del sector minero, el Gobierno Nacional ha planeado que la exportación de servicios pase de ser US$6 700 millones en 2014 a US$9 000 millones en el 2018 —un incremento del 30%. COLCIENCIAS ha anunciado su Visión 2025, según la cual Colombia será posicionado como uno de los tres países más innovadores de América Latina. La industria de investigación clínica en Colombia tiene el potencial de ayudar al país a cumplir sus metas exportadoras y de innovación.

Según ClinicalTrials.gov —la base de datos de estudios clínicos más grande del mundo administrada por el National Institute of Health (NIH) en EE.UU.— en el 2016 se han conducido 25 340 estudios (56% fuera de EE.UU.). Hoy Colombia, con 972 estudios registrados desde el 2007, ocupa el quinto lugar en nuestra región (después de Brasil, México, Argentina y Chile), recibiendo el 6% de los estudios clínicos en Latinoamérica (16 036 estudios) lo que equivale al 0.4% de los estudios en el mundo (232 506 estudios desde 2007). Según estas cifras y teniendo en cuenta el reporte de Research and Markets mencionado, se podría concluir que las instituciones de salud del país actualmente venden a empresas farmacéuticas extranjeras alrededor de USD $56.8 millones anualmente (calculado de multiplicar el tamaño global de la industria actual o USD $14.2 mil millones por la participación actual de Colombia en los estudios globales o 0.4%). Estimamos que Colombia tiene el potencial de aumentar el tamaño de este sector a aproximadamente USD $220 millones al 2021; esto equivale a un incremento de su participación del 0.4% al 1 % del mercado global de la industria de investigación clínica.

Las asociaciones gremiales colombianas —Asociación Colombiana de Centros de Investigación (ACIC), Asociación para el Avance de la Investigación Clínica en Colombia (AVANZAR), Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (AFIDRO)— se han unido a esta iniciativa y han creado una mesa de trabajo que incluye, entre otros actores, al INVIMA y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MinCIT). El 23 de octubre de 2015 las asociaciones gremiales le entregaron al MinCIT un documento titulado Fortalecimiento de la competitividad de Colombia para la exportación de servicios de salud relacionados con la investigación clínica. Este documento es un paso histórico para que Colombia reconozca la oportunidad histórica para posicionarse como la estrella latinoamericana de la investigación clínica y la innovación en ciencias de la vida en el 2025.

Recientemente la revista Dinero publicó una nota titulada Colombia podría ser potencia en el desarrollo de estudios clínicos. Dinero cita un estudio que revela que Colombia se podría convertir en una potencia en materia de inversión en estudios clínicos y plantea los cambios administrativos en el INVIMA que se necesitan para hacerse a un negocio que podría representar hasta US$500 millones en inversión. 

Una ambiciosa campaña de promoción internacional —liderada por PROCOLOMBIA en EE.UU.—, podría promocionar a Colombia como uno de los mejores destinos para que empresas farmacéuticas, de biotecnología y dispositivos médicos escojan al país al momento de seleccionar un investigador y su respectiva institución de salud donde conducir un estudio de investigación clínica.